Afortunadamente, hoy en día se ha puesto muy de moda hacer deporte. Running, zumba, pilates, yoga… Disciplinas muy diversas que te permiten escoger entre una variedad muy amplia. Ya no es excusa decir que no haces deporte porque no te gusta; cualquier persona puede encontrar uno con el que sentirse realizado y en el que lo pase bien.

Sin embargo, a menudo, no somos conscientes de que realizar deporte también nos puede llevar a que se desgasten nuestras articulaciones y a sufrir lesiones, especialmente, si llevamos a cabo la práctica sin la supervisión de un profesional. Por eso, una buena opción es tomar colágeno con magnesio.

Motivos por los que tomar colágeno con magnesio

Las carreras, los saltos, ejercicios con repeticiones del tren inferior… Todo esto hace que nuestras articulaciones se desgasten, si bien, también debemos tener en cuenta, siempre, que el ejercicio nos aporta beneficios en muchos otros sentidos.

Dicho esto, también hay que tener en consideración el hecho de que tomar colágeno con magnesio es una manera de contrarrestar el desgaste de las articulaciones, aliviar y eliminar dolores. Por ejemplo, y muy especialmente, en el caso de las tendinitis y las roturas de tendón.

Imprescindible en tu dieta

Los deportistas deben mantener un alto nivel de magnesio para que su rendimiento sea óptimo. El déficit puede llevar a un cansancio más rápido e, incluso, a alteraciones a nivel cardiaco y respiratorio.

En cuanto al colágeno, se trata de algo imprescindible para los huesos, los ligamentos, los cartílagos y los tendones. Es lo que crea una especie de “almohadilla” que evita la fricción cuando nos movemos, sino que hace que el movimiento sea suave y fluido.

Por todo ello, te recomendamos que incluyas suplementos de colágeno con magnesio en tu dieta

Otros factores a tener en cuenta

Recuerda que, antes de comenzar a entrenar en serio, siempre debes realizar los estiramentos y calentamientos adecuados. Nada de empezar a fondo, o podrías sufrir lesiones de las que te estarías arrepintiendo durante meses.

Asimismo, realiza estiramientos adecuados para después del entrenamiento. Sigue a rajatabla los tiempos adecuados de descanso y emplea un calzado óptimo para el tipo de actividad física que realices.