Muchas personas hoy en día desean seguir, y siguen una dieta muy equilibrada y si sufren algún tipo de abuso comienzan otra más bien depurativa para eliminar todo tipo de exceso frente a la alimentación.
Hacer una dieta saludable no siempre es una tarea fácil, sino todo lo contrario. El cuerpo es muy caprichoso y cuando te pide un buen cruasán de chocolate es mucho más difícil de negarle dicha necesidad a obviarla, pero hay que ser fuertes y no caer en la tentación…
Hoy os planteamos una dieta depurativa de un día, que por consejo, mejor realizarla un Lunes. Así los Lunes serán menos Lunes para sentirte mejor contigo.

La dieta

Existen muchas dietas depurativas que incluyen frutas, vegetales y alimentos que aportan este proceso de eliminación de excesos y toxinas en nuestro cuerpo. La piña, la alcachofa o el brócoli son vegetales muy saludable que ayudan a digerir mejor las proteínas y, por consiguiente, los abusos que provoca la carne o comidas copiosas, por ejemplo.
No hay que olvidar que seguir una dieta equilibrada es la mejor opción para que tu cuerpo esté sano, y eso lo note.
Pero antes de comenzar a describir la dieta depurativa es recomendable tomarse en ayunas y media hora antes de cada comida un caldo depurativo de verduras para la retención de líquidos y toxinas.

Para Desayunar

Es recomendable desayunar con alimentos contundentes para empezar el día con muy buen pie, y que mejor que con los siguientes alimentos.
– Zumo de naranja o un café con leche descremada.
– Dos biscotes integrales con pavo, jamón cocido o serrano, queso fresco.

Para Comer

El momento de la comida es otro de los momentos preferidos de las personas que son del buen comer, pero no os alarméis, hacer una buena dieta depurativa es bien.
– Dos cucharadas soperas de arroz hervido, patata o zanahoria aportan el soporte nutricional para llegar sin morir en el intento a la cena.
– 100 g de carne de pollo o pescado
– Verdura en cantidad libre.
– Y de postre… pieza de fruta

Para Cenar

Como bien conocemos todos, esta es otra de las comidas que deben de ser más ligeras. Bien pues el funcionamiento de las cenas es similar que al medio día lo único que variando y eliminando los hidratos que se adquieren con la patata o el arroz.
– Verdura en cantidad libre.
– Pescado o huevos (alternando)
– Yogur descremado

¿Y a media mañana y para merendar?

Bien, no hay que quedarse con comer tres veces al día ¡No! La cantidad correcta son cinco, puesto que el estómago no para de funcionar y así no adquiere excesos involuntarios.
Lo recomendable para estos momentos diarios es tomar una buena infusión y una pieza de fruta baja en azúcares.