Cada vez son más los estudiantes en edad de estudiar interesados en pasar un año académico en USA. No hace falta explicar las razones (mejor sistema educativo, acceso a mejores universidades, rápido acceso a la vida laboral…); pero si hace falta arrojar un poco más de información sobre la calidad nutricional de la alimentación en este país. ¿Quieres conocerla en profundidad?

Los comedores americanos

Muchos comedores americanos contratan la comida a un catering externo o bien optan por tener sus propias cocinas; en cualquier caso, el alumno siempre se encuentra con diferentes opciones de platos a partir de los cuáles configurar su menú.

En los últimos años se ha generado mucha polémica en torno a la mala calidad de esta comida y de cómo los comedores solo sirven comida rápida y bebidas azucaradas. Y aunque es cierto que buena parte de la oferta nutricional de los comedores escolares de las escuelas estadounidenses se basa en este tipo de alimentación; lo cierto es que también podemos optar por otros alimentos. Piensa que siempre tenemos la opción de optar por un menú vegetariano, en menores cantidades o sin salsas.

En cualquier caso, cada vez son más las asociaciones educativas que trabajan por mejorar la calidad nutritiva y alimentaria de estas instituciones en post de un mejor desarrollo de los estudiantes en plena etapa de crecimiento corporal y cerebral.

La otra opción: llevar la comida preparada de casa

Si aún así te preocupa la dieta que puedas seguir en el comedor escolar de un instituto americano, siempre puedes recurrir a preparártela tú mismo y llevarla desde casa. Es una opción también muy habitual para muchas familias en USA y que no resultará nada extraña a los ojos de los demás.

De esta manera podrás cuidar tu alimentación según tus necesidades y tus preferencias, tal y como lo haces desde España. Por tanto, no hay porque preocuparte, la alimentación no debe ser una traba para estudiar en Estados Unidos y cumplir con tu objetivo educativo.