Seguro que muchísimas personas han puesto entre su lista de propósitos para este 2017 ponerse en forma o bajar de peso. ¿Y si te dijéramos que es posible hacerlo practicando sexo? Incluso quienes recurren a la búsqueda de “prostitutas Barcelona” en Google para mantener encuentros sexuales, pueden aprovechar esta inversión para mejorar su físico. Sin necesidad de ir al gimnasio.

La Public Library of Science ha publicado recientemente que el sexercise, es decir, el ejercicio físico que realizamos al mantener relaciones sexuales, es una actividad física importante. Esto es así porque, por poner un dato claro, una hora de sexo tiene una equivalencia a correr media hora en la cinta.

La Universidad de Québec, por su parte, ha realizado un estudio sobre el sexercise en 20 parejas de entre 18 y 35 años. Según sus datos, el hombre quema 4’2 calorías por minuto, frente a las 9’2 que se queman caminando el mismo tiempo. Por su parte, la mujer quema 7’1 calorías por minuto al caminar, mientras que, durante el sexo, son 3’1 calorías.

Además, las personas que participaron en este estudio determinaron que les resultaba mucho más agradable la actividad sexual que los 30 minutos sobre la cinta.

Algunos ejercicios para el sexercise

Algunas posturas que nos ayudarán a ponernos en forma, ya sea con señoritas de compañía o con nuestra pareja:

El arado

La mujer debe tumbarse sobre su espalda, con las piernas juntas, y colocar las palmas de las manos hacia abajo. Luego, levanta las piernas en un ángulo de 90 grados y las eleva hacia atrás. Esta postura trabaja el equilibrio y obliga al hombre a hacer sentadillas, por lo que fortalecerá glúteos y gemelos.

Carretilla

La mujer se echa hacia delante con los brazos y el pecho, manteniendo su peso. El hombre tendrá que sujetar las piernas de su pareja mientras mueve la cadera.

De pie

Se necesita bastante fuerza, pero consiste en mantener a la mujer agarrada con las piernas en la cintura.

El tubo

La mujer se sube a una mesa, poniendo el trasero cerca del borde, y levanta las piernas para apoyarlas sobre los hombros de la pareja.

Como ves, ponerse en forma de manera agradable para los dos es más que posible. ¿Lo has probado alguna vez, o tienes intención de hacerlo?